El abuelo japonés más famoso del porno


El día a día y los mitos que esconden los actores del cine porno generan curiosidad ya por el simple hecho de formar parte de este gremio un poco clandestino, pero si a esto se le suma que tiene 75 años y ha rodado más de 300 filmes pornográficos, es inevitable no leer la crónica de Shigeo Tokuda, publicada en la revista Soho.


Este ciudadano de oro de origen japonés, es el actor de películas pornográficas más viejo del mundo, mismo que ha hecho el amor con unas 150 mujeres con las que ha filmado desde hace cinco años que tiene a dedicarse a las artes de la seducción y el placer.


A pesar de ser una de las estrellas porno más reconocidas en Japón y en el mundo, su esposa con la que lleva 46 de vida matrimonial, no se imagina que su conyugue es un garañón del cine, mucho menos lo saben sus dos hijos y su nieto de seis años.


Y es que para todos, el abuelo Tokuda es un simple oficinista de agencia de turismo jubilado, que disfruta de los años de su pensión.


La pregunta obligada es cómo este veterano pasó de ser un oficinista a ser una estrella porno. Pues la respuesta la obtiene Mario Castro, autor de este entrevista en la que relata que Tokuda fue invitado a participar como actor de filme porno, por un director de cine que tenía un negocio de rentar películas para adulto, en la que este abuelo japonés frecuentaba muy seguido y aceptó la propuesta dos años después de la invitación.


Para muchos Shiego Tokuda es un ídolo por su virilidad y temple ante las mujeres, sin embargo el viejo japonés teme de que sus amigos se enteren de su trabajo ya que podría ser marginado y no lo entenderían, pero a la vez agradece que a su edad tiene trabajo ¡y qué trabajo!.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sería genial que escribieras tu comentario aquí